Poesía indígena, literatura sin fronteras

Reunión del Comité de Traducciones y Derechos Lingüísticos de PEN Internacional ‘Escribir el futuro en lenguas indígenas’


(Leído en el teatro Daniel Zebadúa durante el acto inaugural de la reunión, en mayo de 2019).


"Presidenta municipal de San Cristóbal de las Casas, que representa aquí a los ciudadanos de San Cristóbal que ofrecen su hospitalidad a nuestro encuentro internacional,


Autoridades,


Queridos colegas, queridos amigas y amigos,


En 2003 compartí en Ciudad de México un recital de poesía con la poeta tzotzil Enriqueta Lúnez. Y al año siguiente pudimos leer juntos nuestra poesía de nuevo en mi ciudad natal, Barcelona. En aquel momento no podíamos saber que nos volveríamos a encontrar más de quince años después, siendo ella directora de la casa de la cultura de San Juan Chamula y yo director de PEN Internacional. Tras la lectura pedí a Enriqueta si llevaba encima alguna copia de los poemas que había leído, y aquel mismo día traduje a mi lengua catalana su bello poema Nahual. Desde entonces he tenido el placer de poder ir leyendo esa poesía surgida de la vida de la comunidad chamula. Lo primero que me sedujo en la poesía de Enriqueta fue su singularidad: la presencia de una cosmovisión tzotzil que no me distanciaba sino que me hacía muy cercana la lectura, la atracción simbólica de las imágenes de sus poemas.

Enriqueta Lúnez, poeta tzotzil y directora de la Casa de la Cultura de San Juan Chamula, en la inauguración del encuentro.

Esa singularidad, encarnada en su voz de poeta, rompía a pedazos la invisibilidad impuesta al pueblo de Chiapas, a sus lenguas indígenas, a la experiencia cotidiana de las mujeres, y lo hacía con imágenes inesperadas: los largos cabellos, el maíz con orejas de conejo, la espera de la luna y su mensaje, el juego de nahuales... Y el pensamiento contenido en esa poesía hablaba directamente a mi sensibilidad. Al cabo de los días los poemas habían provocado en mi reflexiones, desafíos, interrogantes, y podía volver a ellos con el corazón abierto. Siempre, la lectura era motivo de alegría y de paz interior. Lo que más me conmovió desde el primer momento fue la voz de alabanza que surgía de las entrañas de la poeta, de las entrañas de la lengua tzotzil, de las entrañas de la tierra donde había arraigado. Ser alabanza: ese deseo cruza de cabo a cabo la poesía de Enriqueta Lúnez, así fue como lo experimenté hace quince años, y lo sigo viendo ahora.


PEN Internacional tiene más de 40.000 socios en más de cien países: somos poetas, novelistas, narradores, traductores, periodistas, ensayistas, académicos… Nosotros creemos firmemente que la literatura tiene que ser voz singular, diálogo, traducción, combate por la libertad de expresión, búsqueda de la verdad, interpelación, un viaje compartido que no excluya a nadie. Creemos firmemente que todas las lenguas son iguales. Estamos íntimamente convencidos que la literatura, en verdad, no conoce fronteras.


Ustedes han recibido nuestro Manifiesto de Girona sobre Derechos Lingüísticos, que está traducido a cuarenta y dos lenguas, incluido el maya, y donde afirmamos con radicalidad la igualdad de las lenguas y las literaturas. PEN Internacional da la bienvenida a todos los escritores, venidos de todos los horizontes y de todas las lenguas. Por siglos, por demasiados años los escritores indígenas de América, los Adivasi de la India, los Aborígenes de Australia y tantas otras comunidades han sido excluidos del diálogo internacional de la literatura. Pero eso se acabó: el futuro se escribe en lenguas indígenas. Desde el fondo del corazón agradecemos la hospitalidad de Chiapas, de sus escritores y escritoras, de sus académicos y de sus músicos, de sus literaturas. Y nos comprometemos con ustedes a seguir abatiendo cualquier frontera que se quiera imponer a la literatura."


#Literatura #indígena #poesía #EnriquetaLúnez #Chiapas #Derechos #Lingüísticos #Manifiesto #Girona #futuro

© 2023. Created with Wix.com by Laia Puig i Espar.  

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle